Charlas y seminarios: Se abordan diversas temáticas que promueven el autocuidado y el desarrollo personal. Duración hasta 2 horas, grupos hasta 15 personas, previa inscripción para reserva de cupo.

La oportunidad de nuestras circunstancias presentes

Vivimos una realidad energética. Pensar que nuestras circunstancias son independientes de nosotros y del mundo que nos rodea es cegarnos y vivir vulnerables a todo tipo de influencias. Tenemos una relación constante e indisoluble con todo aquello que nos rodea. También tenemos una relación constante e indisoluble entre aquello que pensamos, aquello que sentimos, el sentido que le damos a nuestra vida y, la expresión de todo lo anterior, a través de actitudes, acciones y conductas. Para que nuestra unidad interior y con el todo funcione en equilibrio, necesitamos manifestar siempre aquello que sentimos y pensamos, así como también saber leer las circunstancias que nos rodean. Cuando ocultamos, consciente o inconscientemente, nuestras necesidades, emociones, pensamientos o deseos, se produce un desequilibrio importante en nosotros y lo manifestamos a través del cuerpo por medio de un síntoma o enfermedad. O bien, comenzamos a encontrar dificultades en nuestra vida, algo que muchas veces llamamos casualidad o simplemente “las circunstancias”. Esta interrelación es tan poderosa que, a veces nuestras necesidades son incluso desconocidas para nosotros mismos pero, en este orden perfecto, nuestra esencia reclama y las manifestaciones internas y externas se encargan de entregarnos el mensaje.

Ver más