Testimonios

Cuando muchas de mis emociones, sentimientos y conductas, iban en contradicción entre sí, decidí buscar ayuda profesional.

El cuestionarme tanto sin obtener respuesta, me generó un alto nivel de ansiedad que en el tiempo se convirtió en una depresión.

Por un par de años estuve con atención psiquiátrica, esto es con acompañamiento de pastillas y control de un profesional psiquiátrico. Al principio vi un nuevo mundo abriéndose delante mío y me sentí feliz por finalmente encontrar respuestas a innumerables preguntas y comenzar con los pequeños cambios y con una mayor estabilidad emocional.

Las pastillas me ayudaban a controlar la ansiedad y mantener anestesiadas las emociones. Los efectos secundarios fueron mis peores enemigos en ese proceso, ya que tomaba diferentes medicamentos y las reacciones eran aleatoriamente opuestas y afectaban toda mi rutina diaria, por más simple que fuese.

Me costaba mucho dormir y cuando pensé en agregar otra pastilla, opté por métodos y medios más naturales para salir de ese ciclo que ya se estaba volviendo vicioso.

Comencé con la meditación, que me permitió una nueva y amplia visión de bienestar a través de la correcta respiración, postura, conocimiento del cuerpo, mente y otros . . .

De a poco fui cambiando los métodos, hasta que logré estar sin los medicamentos psiquiátricos y la satisfacción fue increíble.

Con la meditación encontré estabilidad y tranquilidad. Aprendí a conocer y valorar el mundo entendiendo que somos pura energía.

A las pocas semanas conocí otros medios para sanar en Bioconciencia.

Los sueños nunca me fueron de mucha importancia, a no ser por la nostalgia, que por un instante me hacían volver a sentir y revivir emociones.

Las pesadillas, que eran constantes, me hacían sentir miedo a través de imágenes, flashs, lugares y personajes abstractos difíciles de descifrar, comprender.

La interpretación de sueños me sorprendió por lo bello que es comprenderlos a través de una dinámica efectiva, que descifra sus «códigos,» que pasan desapercibidos cuando no los entendemos.

A medida que iba avanzando en las sesiones, los sueños se volvían más nítidos y de cierta forma lograba estar consciente en ellos. He desarrollado la sensibilidad de sentir lo que los distintos componentes de mi personalidad me quieren instruir a través de los «personajes» y elementos contenidos en ellos.

Con estas nuevas formas de terapia descubrí que nuestra forma de pensar, nuestras emociones y toda nuestra historia puede otorgarnos la vitalidad necesaria y promover nuestra propia sanación y bienestar.

En Bioconciencia aplican de forma integrada estas 3 técnicas, lo que resulta en un trabajo muy minucioso que nos permite literalmente conectar y abrir nuestro inconsciente, ese lado «desconocido» donde están guardados los recuerdos, nuestra formación de crianza, nuestras creencias y otros que determinan nuestro ser adulto.

A través de una relajación profunda, apoyada con la gemoterapia (activa la propia resonancia mineral del cuerpo) se llega fácilmente a ese «abismo» que es el inconsciente y gracias a la ARB podemos conectar con aquellas vivencias que nos provocaron dolor y que para “justificarlo” terminamos desarrollando pensamientos erróneos sobre nosotros mismos o nuestras capacidades. No es nada fácil volver a conectar con esas emociones asociadas a malos recuerdos que, tratamos de evadir, consciente e inconscientemente. La ARB nos permite volver a conectar con esas experiencias y con su bioquímica asociada al dolor, miedos, angustias y rabia acumuladas y sanarlas a través de la contención y vivencias positivas que también forman parte de nuestros recuerdos. ¡La base es nuestra consciencia!

Los Elíxires Minerales que usa la Gemoterapia sumados a los ejercicios de la ARB, apoyan la capacidad para sostener en el día a día los cambios que logramos en cada sesión.

Los cambios se perciben de manera rápida y eficaz y guardan relación con la disposición de entrega y apertura que tenemos en cada sesión.

Jose de Oliveira

Desde que empecé con Activación de Registros Bioenergéticos y Gemoterapia, he ido descubriendo cuán importante era creer en mis intuiciones y en mis sentimientos. Repetidos cuadros de depresión, causados por diferentes motivos, me hacían pensar que yo no pertenecía a este mundo, me pasaban la cuenta en mis relaciones de todo tipo, amorosas, laborales, familia y amistades. Repetía una y otra a vez el mismo error, sufría una y otra vez la misma pena.

Hoy, aún asisto regularmente a sesiones, en las que he descubierto cuánto me afectaron vivencias del pasado infantil, vibraciones que se mantuvieron ocultas, que ni siquiera recordaba.  Al entender esos momentos se libera un enorme espacio en el alma para llenar con nuevos sentimientos, nuevas energías y nuevas ganas. Me siento mucho más joven y saludable, también más segura y confiada.

Agradezco a quienes hicieron posible comenzar a caminar este camino, a mi primita adorada Cristina quien me guió hacia esta fantástica forma de terapia.

Queda camino por recorrer, no es magia, es un maravilloso viaje de aprendizajes.

Isabel Irribarra

Debo reconocer que como ingeniero y teniendo una formación muy estructurada, poco creía en este tipo de terapias. Sin embargo y desde mi propia experiencia, puedo dar testimonio fiel de como, aplicando el simple proceso de interpretación de sueños como mecanismo para entender mis propios problemas, mi inconsciente me ayuda a interpretarlo e incluso me aconseja una solución o me da las principales pistas de como abordarlos.

 

Por otra parte, el entendimiento de las enfermedades como expresión de patrones emocionales y de conducta repetitivos ha sido toda una revelacíón. Haciendo sinergia de los dos casos anteriores y sumando la atención con gemoterapia como vehículo para la activación de los registros del cuerpo, ha sido un camino que me ha permitido reconocerme y de paso transformar algunos de esos patrones así como también algunas conductas. Creo que esto último es lo que más me ha impactado pues en simples conversaciones con muchas personas he podido entender e incluso ayudar a ver los patrones de conducta a partir de conocer los “dolores” o síntomas que me cuentan.

Mauricio Cruzat

Mauricio Cruzat

Desde que empecé con Activación de Registros Bioenergéticos y Gemoterapia, mi vida ha dado un vuelco tremendo, claramente para mejor. Ha sido una experiencia enriquecedora por todos lados, mi forma de pensar y de actuar han tomado conciencia de cada paso que doy, y aunque sea un trabajo inconsciente, éste ha repercutido de forma patente en mi vida y en las personas que me rodean. Siento que esta terapia llegó en el momento justo de mi vida y siempre estaré agradecida. La llevo siempre conmigo y cada vez que la necesito, ahí está para mí.
La primera vez que fui a terapia, fue cuando estaba en la Universidad (2009); durante un período de tres meses aprox. logramos cambiar mi patrón de “relaciones amorosas”, aunque éstas fueron muy pocas, pero se repetía siempre el mismo estereotipo de hombre. Después de un tiempo de finalizada la terapia, conocí a la persona, que hoy es mi marido y padre de mi hijo, una persona que jamás pensé que me podría fijar, ya que no cumplía con absolutamente ningún patrón inconsciente, que estaba en mi mente con anterioridad, es por eso que digo que mi vida dio un vuelco en 180°.

 

La segunda vez, fue este año (2017), por problemas familiares que he logrado ir solucionando de a poco, como es lo normal, pero se me dio una gran oportunidad, que hizo que se resolvieran de raíz y muy rápido. La ARB apoyada en los elíxires minerales te entrega una nueva forma de “entender” lo que te permite ir transformando tu vibración (todo es vibración) y por consiguiente la de los demás. Todo fluye.

Natalia Aliaga

María Elena Etchepare
Alumna Taller de Sueños

La interpretación de sueños es una herramienta poderosa, libera sentimientos ocultos. Mi arte y yo crecimos al descubrirla. Hoy, mis monstruos, flores o manchas son más auténticos.

María Elena Etchepare

Conocí un maravilloso mundo, que no solo me ha servido personalmente, sino que además me ha permitido muchas veces ayudar a otras personas a entender el significado de sus sueños en alguna conversación. Fue tal el despertar que me provocó y lo fácil que resulta que incluso pensé ¿por qué no lo enseñarán en el colegio? en vez de tanta materia inútil. Sin duda me llevó a abrir más mi conciencia y relacionarme mejor con mi sentir.

Angela Pelizzola
Alumna taller de sueños

Comprender que somos parte de un todo, que nada está separado y que todo es energía, fue tremendamente importante. Me sorprendió la forma natural en que nos conectamos con el reino mineral, es más evidente en los niños como pacientes, porque se conectan más rápido, con más intensidad y entrega.

Como sugerencia puedo decir que si ya meditar es bueno, imaginen lo que pasa cuando se hace con gemas y cristales, empodera las intenciones y amplifica el alcance.

Evangelina Ladanivsky
Alumna Curso Gemoterapia

En el taller de energías en que participé el año 2003, pude experimentar un profundo entendimiento de mi existencia y reconocer ciertos patrones de conductas vividos hasta ese momento. Posteriormente, entre los años 2004 y 2007 tuve sesiones de Gemoterapia y Activación de Registros Bioenergéticos que me permitieron transformar algunos de esos patrones así como también las creencias que los sostenían. Pude observar que ellos, habían cumplido una función para superar experiencias vividas durante mi infancia y que de adulta, se habían transformado en el freno para alcanzar logros y objetivos. Habían sido un freno en mi avance como persona en muchos sentidos.

Mirando en retrospectiva, puedo dar fe que este proceso de crecimiento, tuvo un orden natural, una suerte de guía divina ya que tomó aquellos temas más urgentes primero y me entregó herramientas de contención, protección, certeza y valorización, para luego pasar a temas más profundos aún. Fue algo así como el renacer del ave fénix que me permitió descubrirme y sostenerme íntegra y consciente.

Alejandra Castillo

Mi experiencia con Gemoterapia y Activación de Registros Bioenergéticos la viví a nivel personal y con una de las personitas que más amo, mi hijo. Lo traté por la angustia que él sentía al pensar que en cualquier minuto me perdería, particularmente si llegaba tarde a buscarlo al colegio. En algún nivel también noté que tenía un poco baja su autoestima. Si bien conversé bastante con él por ambos temas, me di cuenta que no era suficiente y busqué la terapia. Comenzó con las sesiones y los elíxires minerales, al principio sin muchas ganas pero poco a poco lo empecé a ver más contento de descubrirse, más extrovertido y seguro. En total tuvo 3 sesiones y fue sorprendente como al final de la primera sesión la cerró con la afirmación “Yo tengo todo”

El 2009, año de la terapia fue escogido mejor amigo, mejor lector y mejor deportista y el 2010 obtuvo el premio de excelencia académica. Ya no tiene ojitos tristes lo veo muy feliz y cariñoso contento de desubrir su poder personal y que todo tiene una conexión divina más allá de lo físico. Siento que para él la Gemoterapia fue un ordenar, sentir, nombrar y guardar lo que tenemos dentro para hacernos conscientes de que el poder de sanarnos está en nosotros mismos.

Giovanna Rigordi

A mediados de junio del 2009 comencé con una crisis asmática muy fuerte. Sufría de asma temporal, no tenía identificada sus causas, pero yo intuía que era algo emocional, porque no siempre estaba asociada a un resfrío u otra enfermedad bronquial. Mis antecedentes médicos sólo indican permanentes enfermedades de las vías respiratorias desde los 3 meses hasta más menos los 25 años (bronquitis y amigdalitis sin descanso).

 

Un día, el Universo se encargó de poner en mi camino un regalo. Una gran amiga que estaba haciendo la práctica de su curso de Formación de Terapeutas en Gemoterapia y Activación de Registros Bioenergéticos me ofreció atenderme y yo accedí inmediatamente. Esta terapia que hasta el día de hoy la tomo cada cierto tiempo, fue una experiencia enriquecedora y muy rápida, con efectos inmediatos en mi persona. Me ha permitido descubrir muchas creencias y estructuras mentales dañinas, abrir un mundo interno nuevo para mi y evolucionar integralmente. Físicamente se terminó el asma, logré descubrir los pensamientos y creencias que detonaban las crisis. Con el tiempo, los ejercicios de las sesiones y los elíxires pude darme cuenta en el “acto” de los pensamientos y las emociones que me invadían y causaban el asma: “no soy capaz”, “no me lo merezco” ,”recuerdos y tristezas de niña” asociados a una sensación de abandono, de no sentirme querida y de decisiones que tomé siendo muy pequeña.”

 

Hoy Respiro la Vida con respeto y confianza.

Iris Pastén

De muy niña siempre fui una mujer fuerte y de tomar decisiones. Según fui creciendo, me di cuenta de los comentarios sobre mi persona y me fui yendo hacia adentro: “Esta mina es muy ahombrada” y otras expresiones así de simples.
A través de los años, me fui silenciando, dejando mi forma de ser y de enfrentar el mundo… comencé a estar muy dormida por así decirlo, sobre todo después de lo que pasó con la última relación afectiva. De ahí en adelante, tomé la decisión de tomar el rumbo de mi vida y entonces participé del Curso de Formación de Terapeutas en Activación de Registros Bioenergéticos. Posteriormente participé del ciclo de Gemo Meditaciones “Integrando el Femenino y el Masculino.”
Hoy me siento bien plantada, más segura y siento que volví a ser yo misma.

Jessica Arce
Alumna Gemo meditaciones

Lo que más rescato de esta corta experiencia de 4 sesiones es que me permitió un conocimiento interno que me permitió crecer como persona particularmente desde el reconocer ciertas debilidades ocultas para poder enfrentarlas, hacerme cargo y así superarlas. El taller me ayudó a enfrentar algunos miedos y me entregó un método muy simple para poder recordar e interpretar mis sueños.

Andrea Zambrano
Análisis e interpretación de sueños